FRENTE A LA INMERSIÓN LINGÜÍSTICA… DIGUEM NO

Pasada la tempestad electoral, parece que vuelve la calma política. Pero algunas cosas siguen inamovibles, gobierne quien gobierne en España. Los partidos presuntamente nacionales, ya sean nuevos o viejos, parecen preferir el silencio sobre materias incómodas, que gozan de una generalizada aquiescencia en el arco parlamentario. Una de estas vacas sagradas de la política española…