Menú Cerrar

UPYD pide impulsar el Corredor Central por el Pirineo y el Eje Cantábrico-Mediterráneo

Tras las declaraciones de Lambán, no sorprenden demasiado estas declaraciones.

Primero porque es más que evidente que desde la Moncloa, con un Gobierno en funciones tan dependiente y ávido de los votos separatistas para poder asegurar la comodidad de los sillones, no tiene ni la más intención de hacer nada que pueda indisponerse a sus “socios”.

Segundo porque desde el Gobierno de Aragón, encabezado por el propio señor Lambán que ya es más que conocido por no dar ningún paso firme hasta que la situación es clamorosa, tampoco tiene intención alguna en hacer oír su voz y que los verdaderos “dueños” de su partido (pancatalanistas varios) le tuvieran que llamar al orden.

Pero aún hay un rayo de esperanza. Con el caso de Sijena, mediático como pocos, tuvo que sacar pecho y demandar justicia aún a pesar de las voces contrarias provenientes de Cataluña, pero con el resto de los bienes de la Franja Oriental al no tener repercusión ha pasado de puntillas sin hacer ningún ruido… El caso es que en este caso si que lo está nombrando, lo cual significa que ya es un tema que le empieza a incomodar, así que demos unos cuantos datos para ponerle más complicado esquivarlo:

1º) A la vista de los hechos acaecidos estas últimas fechas en Cataluña, y por imitación también en el País Vasco, es totalmente perentorio el poder ofrecer una alternativa para las exportaciones españolas y para la llegada de bienes provenientes del resto de la UE.

2º) La Travesía Central por el Pirineo, vinculada al proyecto del Corredor Central, ya figuraba entre las vías prioritarias de la Red Transeuropea de Transportes (TEN-T), por lo que los estudios económicos y medioambientales a los que alude ya estaban hechos. Y si hiciera falta rehacerlos y adaptar el proyecto, es de obligación moral y ética que se estuvieran poniendo manos a la obra.

3º) No es de recibo que el Presidente de cualquier Administración Pública de un mensaje tan negativo, tan de estar con los brazos colgando capitulando de manera tan ignominiosa, sobre un tema de tan vital interés para sus administrados, y que además haga fronta campaña en contra de ello de manera tal que pareciera que su cargo pertenece más a la Generalidad de Cataluña en vez de al Gobierno de Aragón.

Al menos debería alzar su voz y seguramente vería cómo obtenía, aún sin buscarlo, apoyo procedente de otras CCAA afectadas, el sector económico que es el que más está sufriendo esta situación, el sector agroalimentario que ha visto rechazar productos echados a perder en los cortes ilegales, el sector del transporte por las pérdidas que han sufrido, y de la población en general hartos de esta situación.

Los aragoneses, y por extensión el resto de los españoles, no nos merecemos un Gobierno (autonómico ni nacional) títere de los intereses de separatistas cuyo único fin es quebrar España para hacer más sencillo su plan de disgregación.

Sergio del Pozo
Coordinador Territorial de UPYD en Aragón

Publicado en Aragón